Revalorizando nuestra historia: Nico Pérez-José Batlle y Ordóñez. Un pueblo que valora su pasado y espera con esperanza el porvenir. 1883-25 de JUNIO-2017 134 años de la fundación de nuestro pueblo.

De diligencias

Del cuento “Salvatierra” de Santiago Dossetti, extrajimos estos pasajes que se ambientan en la época de las diligencias, en nuestra región.

…Una siesta de horno la diligencia paró de golpe en la posta de la vieja pulpería.

Algunos parroquianos esperaban novedades “de adentro”. Restos de queso, trozos de galleta dura y papeles pegajosos de dulce de membrillo, denunciaban el atraso de la diligencia.

Salvatierra venía cuarteando de aficionado. Estaba en Nico Pérez, al retorno de una tropeada comenzada en el Cordobés. En la fonda de Sarasola trabó amistad con el mayoral, el indio Mieres, que tenía unos pocos pelos asustados, puestos por barba. Mieres era como los caminos: igual y abierto para todo el mundo.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………

…Cuando desmontó en la Pulpería de Gutiérrez, le reconocieron. Hubo asombro y pullas para su bombacha atada a media pierna, enfundada en calcetines vivos….

El tío de Salvatierra-el patrón viejo, al decir del negro Juan-lo había mandado buscar a la aldea transatlántica años atrás….El pulpero vasco empezó a sentirle miedo a l galpón interminable…Salvatierra respondió en presencia, el vasquito, el sobrino fuerte, optimista y enrevesado. Pero éste calentó poco el nido.

Una tarde, Salvatierra comunicó al viejo pulpero que se iba…

En la primera diligencia que pasó, Salvatierra tomó rumbo a Treinta y Tres.

Todos los Salvatierra habían sido marinos!… Esta certidumbre angustiosa quedó zumbando en la cabeza del viejo pulpero, como si fuera una mosca atrapada en una telaraña.

Ahora, Salvatierra había venido solo, sin que lo llamaran. Venteador de pagos, había sentido, de pronto, que Los Molles tenía un extraño perfume.

………………………………………………………………………………………………………………………………………..

El chasquido seco de un arreadorazo al aire, arrancó a la diligencia.

Los parroquianos se esfumaron en los caminos blancos y vaporosos de resolana.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………

Salvatierra hizo dos, tres, muchos viajes como cuarteador.

La primera vez, por culpa suya, sacaron un gordo peludo en el Paso de Las Talas. Había que entrar, bordeando unos camalotes, a la derecha. Luego seguir el cauce, porfiándole a la corriente. Y después pegar el seco hacia la izquierda, para salvar la barranca, disimulada en el agua turbia de un gajo del arroyo.

_ ¿Entendió compañero?…_ preguntó el mayoral.

Salvatierra hizo punta, apresurado.

Traía la cuarta floja, sin manejo. Le armaron gritería desde el vehículo y los chirlazos sonoros se entretejieron en el aire, aturdiendo las orejas de los voleros. Salvatierra se precipitó en falso. -La diligencia se clavó, con las ruedas chicas emparedadas y el tren suspendido en un morro.

Hubo que descargar la baca y meterle pala y  pico a la barranca…”

Extraído del libro “LOS MOLLES” de Santiago Dossetti

 

Anuncios

Comentarios en: "De diligencias" (3)

  1. JOAQUIN DE LOS SANTOS dijo:

    EL INDIO MIERES SE LLAMABA JUAN FRANCISCO MIERES Y 1 FOTO DE SU DILIGENCIA LLEGANDO A ZAPICAN ESTA EN NUESTRO MUSEO Y EL PASO LOS TALAS ERA EN EL ARROYO GUTIERREZ UNA RICA Y VALIOSA HISTORIA DE AQUELLA EPOCA DE SANTIAGO DOSETTI

  2. Irma Álvarez dijo:

    Muy buen material. ¡Qué bueno compartirlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: