Revalorizando nuestra historia: 136 años de la fundación de nuestro pueblo: Nico Pérez-José Batlle y Ordóñez. Un pueblo que valora su pasado y espera con esperanza el porvenir. 1883-25 de JUNIO-2019

Entradas etiquetadas como ‘pulpería’

De diligencias

Del cuento “Salvatierra” de Santiago Dossetti, extrajimos estos pasajes que se ambientan en la época de las diligencias, en nuestra región.

…Una siesta de horno la diligencia paró de golpe en la posta de la vieja pulpería.

Algunos parroquianos esperaban novedades “de adentro”. Restos de queso, trozos de galleta dura y papeles pegajosos de dulce de membrillo, denunciaban el atraso de la diligencia.

Salvatierra venía cuarteando de aficionado. Estaba en Nico Pérez, al retorno de una tropeada comenzada en el Cordobés. En la fonda de Sarasola trabó amistad con el mayoral, el indio Mieres, que tenía unos pocos pelos asustados, puestos por barba. Mieres era como los caminos: igual y abierto para todo el mundo.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………

…Cuando desmontó en la Pulpería de Gutiérrez, le reconocieron. Hubo asombro y pullas para su bombacha atada a media pierna, enfundada en calcetines vivos….

El tío de Salvatierra-el patrón viejo, al decir del negro Juan-lo había mandado buscar a la aldea transatlántica años atrás….El pulpero vasco empezó a sentirle miedo a l galpón interminable…Salvatierra respondió en presencia, el vasquito, el sobrino fuerte, optimista y enrevesado. Pero éste calentó poco el nido.

Una tarde, Salvatierra comunicó al viejo pulpero que se iba…

En la primera diligencia que pasó, Salvatierra tomó rumbo a Treinta y Tres.

Todos los Salvatierra habían sido marinos!… Esta certidumbre angustiosa quedó zumbando en la cabeza del viejo pulpero, como si fuera una mosca atrapada en una telaraña.

Ahora, Salvatierra había venido solo, sin que lo llamaran. Venteador de pagos, había sentido, de pronto, que Los Molles tenía un extraño perfume.

………………………………………………………………………………………………………………………………………..

El chasquido seco de un arreadorazo al aire, arrancó a la diligencia.

Los parroquianos se esfumaron en los caminos blancos y vaporosos de resolana.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………

Salvatierra hizo dos, tres, muchos viajes como cuarteador.

La primera vez, por culpa suya, sacaron un gordo peludo en el Paso de Las Talas. Había que entrar, bordeando unos camalotes, a la derecha. Luego seguir el cauce, porfiándole a la corriente. Y después pegar el seco hacia la izquierda, para salvar la barranca, disimulada en el agua turbia de un gajo del arroyo.

_ ¿Entendió compañero?…_ preguntó el mayoral.

Salvatierra hizo punta, apresurado.

Traía la cuarta floja, sin manejo. Le armaron gritería desde el vehículo y los chirlazos sonoros se entretejieron en el aire, aturdiendo las orejas de los voleros. Salvatierra se precipitó en falso. -La diligencia se clavó, con las ruedas chicas emparedadas y el tren suspendido en un morro.

Hubo que descargar la baca y meterle pala y  pico a la barranca…”

Extraído del libro “LOS MOLLES” de Santiago Dossetti

 

Nuestra Pulpería en el Cerro de Nico Pérez

La Creación de una Pulpería en el Parque Municipal Cerro de Nico Pérez, es una de las actividades planificadas en nuestro Proyecto para celebrar el año del Bicentenario de la Revolución Oriental, con la idea de dejar un elemento tradicional que lo recuerde y a la vez enriquezca al Parque acercando la historia a la población.

Con ese objetivo, se comenzó a construir esta edificación con materiales tradicionales, como piedra, adobe y paja.  Se le colocó una reja antigua en la parte del frente, como antiguamente se usaba en las viejas pulperías. A su derecha se construye un pozo de agua, aprovechando un manantial allí existente, y al fondo un palenque, utilizado para atar los caballos de aquellos que llegaban a este lugar que, por 1811 era centro de encuentro, aprovisionamiento y distracción de gauchos y paisanos.

Se invitó  a las Instituciones educativas a promover entre los alumnos la presentación de propuestas para dar nombre a la pulpería que se está construyendo en el Parque Municipal.

La idea es generar entre las nuevas generaciones la investigación y el intercambio de ideas con sus mayores, para lograr así un nombre que identifique a esta construcción como parte de nuestra historia local.

Está ubicada en el Cerro de Nico Pérez, por ser un referente geográfico de nuestra  localidad y que diera nombre a nuestra  población inicialmente.

Recordemos las palabras de Ramón G. Pereira Pérez en su libro “El pueblo de Nico Pérez, hoy llamado José Batlle y Ordóñez”:

“El pueblo, cuya historia a grandes rasgos hasta nuestros días, nos hemos propuesto escribit, ha tenido desde sus comienzos, tres nombres cambiados sucesivamente en el correr de los años, bajo la influencia de diversos factorres que han influído en el desarrollo del mismo…

….El primer nombre con que se designó la agrupación inicial de casas, el embrión del futuro pueblo, fue  “San Nicolás”; luego fue trocado por el de “Nico Pérez”; y por último, por ley sancionada el 19 de marzo de 1907 se le cambió por “José Batlle y Ordóñez”, a pesar de continuar llamándosele familiarmente “Nico Pérez”, como en los primeros días de su fundación….

….El origen del nombre Nico Pérez, remonta a los primeros tiempos de la dominación española y se pierde en la más remota noche de los tiempos de la misma; se tienen datos muy vagos sobre esta denominación; en primer término, debemos decir que el nombre dado al pueblo en el segundo período, se debe a encontrarse  en sus cercanías un cerro; y, un poco más abajo un arroyo, los cuales llevan elmismo nombre de “Nico Pérez”;

…Según el diccionario Geográfico del Uruguay…Elevación muy pronunciada que existe hacia el Este del pueblo del mismo nombre, que debe al hecho de llamarse Nicolás Pérez el sujeto de nacionalidad española que primeramente pobló este paraje”.

Y más adelante agrega:

…..Su nombre se lo debemos a un faenero llamado Nicolás Pérez, que fue el primero en poblarse en este paraje”.

El nombre elegido finalmente para la Pulpería, fue “Pulpería El Faenero” dejando así plasmado el recuerdo al  primer poblador del paraje.

La Profesora de Dibujo, Valeria Noblía, realizósu aporte pintando en un pergamino esta leyenda para colocar en el lugar:

309754_10150478838567931_989825991_n

El texto expresa: “Créase en el Cerro de Nico Pérez la Pulpería del Faenero.
Según cuenta la tradición popular,en tiempos de la dominación española, vivía en este lugar Nicolás Pérez, faenero venido de Brasil, que fue el primero en poblar estos parajes.
Pulperia: Construcción típica de la campaña rioplatense del siglo XIX, donde se vendían comestibles, bebidas, y servía de centro integrador de la población rural.
Bicentenario de la Revolución Oriental, 1811-23 de Octubre-“2011

Se aprecian sobre el mostrador, licores artesanales con el mismo nombre.

302499_10150478832982931_1557760998_n

La Pulpería el día de la inauguración. Se aprecia al fondo el pozo de agua

A %d blogueros les gusta esto: